Ishikawa Takuboku

Ishikawa Takuboku

Ishikawa Takuboku

(20 de febrero de 1886 – 13 de abril de 1912)

Fue un poeta japonés conocido por sus composiciones libres y por su interpretación moderna de los tankas.

Su obra puede dividirse en tres grupos. Al comienzo de su adolescencia empezó como poeta romántico, más tarde formó parte del grupo de poetas de la revista Myōjō (Estrella de la Mañana), de tendencia naturalista, si bien lo abandonó después por la poesía social.

Nació en Iwate, al norte del Japón. Su padre era un sacerdote residente de un templo Zen. Desde pequeño mostró una extraordinaria inteligencia, y en los últimos años de la secundaria se hizo miembro del grupo Shin-shi-sha, colaborando para su revista orgánica El Lucero. Más tarde, sin embargo, Ishikawa dejaría ese grupo, inconforme con el ambiente demasiado estricto en cuanto al estilo. En 1902, a causa de su inquietud literaria, deja los estudios de secundaria a medias y va a la capital con la idea de independizarse como poeta. El ambiente capitalino lo recibió con cierta frialdad. Mientras tanto, la nueva ola del naturalismo introducido por poetas y novelistas vanguardistas desde Europa llegaba al Japón. Los poetas comenzaron a hacer poemas con temas de la vida cotidiana. En 1905 Ishikawa publica su primer libro de poesía, titulado Anhelo, en Tokio; el poeta vive con una extremada pobreza. Pronto regresa a su pueblo como maestro suplente de la escuelita del pueblo. Sin embargo, su espíritu rebelde lo hizo relacionarse con un caso de huelga ocurrido en la escuela y fue expulsado. Se traslada a Otaru, un puerto en el extremo norte del archipiélago nipón. La difícil vida de vagabundo que llevó algún tiempo por las provincias del norte del Japón, le proporcionó al poeta una idea más concreta acerca de su arte. Acosado constantemente por la pobreza y la miseria, no es de extrañarse que llegara a identificarse como “socialista” en los últimos años de su vida[1].

Tras su muerte se han escrito un gran número de libros y artículos sobre él, aunque fijándose más en su biografía que en su poesía, ya que su vida estuvo llena de vicisitudes. El asteroide 4672 Takuboku fue nombrado en su honor.

La mayoría de los poemas de Ishikawa son tankas. También escribió diversos diarios de manera intermitente desde 19021 y un respetable número de cartas.

Se han publicado de él los siguientes poemarios:

Ichiakuno no suna (Una mano de arena), 1910.

Kanashiki gangu (Juguetes tristes), 1912 (póstumo)[2].

 

 

[1] http://www.materialdelectura.unam.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=166&Itemid=1&limit=1&limitstart=4

[2] http://es.wikipedia.org/wiki/Ishikawa_Takuboku

Anuncios

Hacer algo

27 top

Uno de los últimos momentos de tranquilidad en mi vida fueron los que pasé viajando en tranvía al ir y volver del trabajo. Cuando estoy en casa sin hacer nada, siento que debería hacer algo. Pero ¿qué? Ese es el problema. ¿Leer? ¿Escribir? La lectura y la escritura son sólo parte de ese “algo”. ¿Hay alguna otra cosa que pueda hacer además de leer y escribir? No lo sé. Pero en todo caso, siento que algo debo hacer. Aun cuando estoy pensando en las cosas más alegres y tranquilas, sigo sintiéndome perseguido por ese “algo”. El resultado es que no puedo dedicarme a nada.

Ishikawa Takuboku
No. 27, Diciembre 1967
Tomo V – Año IV
Pág. 221