Jorge Arturo Ojeda

Jorge Arturo Ojeda

Jorge Arturo Ojeda

 

Nació en la ciudad de México el 18 de abril de 1943. Narrador, ensayista y poeta. Estudió letras modernas en la FFyL de la UNAM y romanticismo alemán en la Universidad Luis Maximiliano de Munich. Director de Mester. Colaborador de El Gallo Ilustrado, El Heraldo de México, Excélsior, Revista Universidad de México, Siempre!, y Unomásuno. Becario del CME, 1965.

Obra publicada

Cuento: Don Archibaldo, INJM, 1969. || Personas fatales, Mester, 1975. || El Padre Eterno (relato-ensayo), Jorge Porrúa, 1985. || Censo de sueños, Premiá, 1988. || El padre eterno, ciudades, hombres amados, Premiá, 1988. || Jorge Arturo Ojeda (selección y notas de Humberto Guzmán), UNAM, Material de Lectura, núm. 83, 1992. || Carne y hueso, Fontarama, 1998.

Ensayo: La lucha con el ángel (estudio sobre Juan José Arreola), SEP/Oasis, 1969. || Caminos, INJM, 1972. || Cartas alemanas (libro de viaje), SEP, SEPSetentas, 1972. || La tierra y el cielo de Troya (sobre La Iliada), IPN, 1974. || Y ahora, la mujer, Utopía, 1975. || La luz absoluta, SEP/IPN, 1980. || Otros caminos, UAM, 1981. || La cabeza rota (sobre Octavio Paz), Premiá, 1983. || Sabiduría, UAM, 1983. || Esfera, FCE, 2002.

Novela: Antes del alba, Mester, 1965. || Como la ciega mariposa, Joaquín Mortiz, Serie del Volador, 1967. || Muchacho solo, Grijalbo, 1976. || Octavio, Premiá, 1982. || Piedra caliente, Fontamara, 1995.

Poesía: De Troya a Ítaca (figuras poéticas de La Iliada y La Odisea), Premiá, 1982. || Documentos sentimentales, Daga, 1999.

Antología: Documentos sentimentales, 1963–74 (poemas y relatos), Mester, 1974. || Vuelo lejano (Epistolario), CONACULTA, 2002[1].

Anuncios

Censo de sueños II

98 top

Sueño que he estado actuando en una obra de teatro como rival del protagonista. Abandono el proscenio. Él entra a su camerino y luego sale.
Dos mujeres conocidas hablan. Una de ellas muestra una pequeña herida en el párpado inferior del ojo izquierdo y pregunta como sugerencia quién podría curarla. El protagonista me señala a mí. Tomo un estuche y saco las gafas, que están rotas tanto del armazón como de los cristales.
Comienzo a quitarme de la boca pedazos de cristal. Me agacho para que caigan mejor. Cuando trato de quitarme una astilla del paladar, despierto.

Jorge Arturo Ojeda
No. 98, Mayo – Junio 1986
Tomo XV – Año XXII
Pág. 373