Teresa Guarneros

Teresa Guarneros

México, 12 Abr. (Notimex).- Teresa Guarneros es una poeta y ensayista mexicana, a la que la crítica considera una de esas autoras de calidad, cuya obra, poco difundida, parece en espera de una eclosión entre quienes la merezcan, la descubran y sean capaces de apreciarla.

Esta tarde presenta en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia “De la ira al sosiego”, una compilación poética de estilo conciso que promete llevar a los lectores a parajes donde pueda reflexionar en aras de una sobria belleza literaria para abordar el sentido de la existencia.

El texto contará con los comentarios de Elvia de Ángelis, Elia Espinosa, Iliana Godoy, Teresa Guarneros y Eduardo Lucio Molina y Vedia.

Para los conocedores de su obra, la poesía de Teresa Guarneros es una luz que emerge del abismo, y para merecer esa luz es necesario tocar fondo.

La cuentista Iliana Godoy ha dicho que la poesía de este libro, que toca los extremos de la ira y el sosiego, no trata del desapego como estrategia de vida; por el contrario, “es una apología del paroxismo cuyo apaciguamiento solo se alcanza en las cenizas”.

Lo anterior se explica porque en dos de los libros de esta compilación poética, los lectores podrán encontrar la vivencia amorosa que recrea la poeta, pero también podrán adentrarse en otro de los libros en el sentimiento que provoca la muerte.

Teresa Guarneros, opina Godoy, es “una poeta muy sólida, con una gran capacidad de síntesis y una gran fuerza en su palabra”.

En este volumen, todas estas experiencias anímicas están apoyadas por la misma voz profunda de quien considero una de la mejores poetas mexicanas”.

“Si los lectores quieren tener una experiencia intensa, abran al azar este libro y encontrarán un poema que se va a expandir en el alma, y se abrirá cada vez más, como una flor oscura”, señala Godoy.

Teresa Guarneros ha impartido talleres de lírica moderna y seminarios sobre diversos temas del quehacer literario en diferentes instituciones y salas de cultura.

Publicó en tirajes reducidos tres notables poemarios: “Los días suicidas”, Premio Latinoamericano de Poesía dela Revista Plural1986; “Noches de guardar”, en 1993, y “La Curada”, en 1994.

Su obra ha sido antologada en Madrid y en Québec.

Asimismo, se encuentra en proceso de edición una obra con su poesía reunida, de próxima aparición con el sello de Editorial Floricanto[1].

 

 

Anuncios