María Luisa Mendoza

María Luisa Mendoza

María Luisa Mendoza

(La China Mendoza)

Es una periodista y escritora mexicana nacida en 1930 en la ciudad de Guanajuato, en el estado del mismo nombre, que se ha distinguido por una prosa con estilo muy particular, puesto en vigor en novelas, cuentos, biografías y reportajes que ha escrito a lo largo de 60 años de ejercicio profesional.1

Estudió letras españolas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y también escenografía en la Escuela de Arte Teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Fue maestra de escenografía y periodismo. Ha sido comentarista en televisión. Participó brevemente en la política de su país llegando a ser diputada federal por el estado de Guanajuato en la LIII Legislatura del Congreso de la Unión.

Ha colaborado con diversas publicaciones periódicas y se hizo notar por sus reportajes en Chile en la época del presidente Salvador Allende. Empezó escribiendo para El Zócalo. Fue colaboradora y fundadora de El Día y su página cultural El Gallo Ilustrado. También ha escrito para Excélsior y El Universal.

 

Obra

Antología:

La O por lo redondo, México, Grijalbo, 1971.

Trompo a la uña, artículos periodísticos de 1981 a 1989, México, Gobierno del estado de Tabasco, Los que Escriben la Historia, 1989.

Biografía:

Tris de sol (sobre Carmen Serdán), México, Presidencia de la República, 1976.

María Luisa Mendoza. De cuerpo entero: Menguas y contrafuertes (autobiografía), México, UNAM/Corunda, 1991.

Cuento:

Ojos de papel volando, México, Joaquín Mortiz, 1985

Ensayo:

Crítica de la crítica, México, UNAM, 1966.

Qué pasa con el teatro en México?, México, Novaro, 1971.

2 palabras 2 (en colaboración con Edmundo Domínguez Aragonés), México, Presidencia de la República, 1972.

Oiga usted!, Samo, 1973.

Maquinita de hacer ruido (dibujos de Carmen Parra), edición del autor, 1973.

Las cosas, México, Joaquín Mortiz, 1976.

El teatro Juárez, México, Universidad de Guanajuato, 1978.

El retrato de mi gentedad, México, Guanajuato, Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)/Museo de la Alhóndiga de Granaditas, 1980.

Guion cinematográfico:

Compañero Presidente (sobre Salvador Allende), cortometraje, Festival Cervantino, 1975.

Carta a una amiga, cortometraje, 1973.

Guanajuato a la vista!, cortometraje, Festival Cervantino 1974.

Guanajuato a tiro de sangre, cortometraje, Festival Cervantino 1975.

Novela:

Con él, conmigo, con nosotros tres, México, Joaquín Mortiz, 1971.

De ausencia, México, Joaquín Mortiz, 1974.

El perro de la escribana, México, Joaquín Mortiz, 1980.

Reportaje:

Crónicas de Chile, México, El Día, 1972.

Allende el bravo (en colaboración con Edmundo Domínguez Aragonés), México, Diana, 1973.

Ra, Re, Ri, Ro, Rusia! la URSS, México, Fondo de Cultura Económica (FCE), 1974[1].

Anuncios

El dirigible

Ya inflado, de muchos metros alargados de hinchazón, meneándose torpe, bamboleándose rítmico, detenido en el aire, suspendido como si no tuviese peso, como si fuera globo de un niño gigante que se le dominada por mies de cuerdas de tan grande el contorno. Tonto, amensado, casi podrís decirse que estúpido, péndulo del viento, domado Eolo, recipiente de soplos, elefantiásico, quizá cómico, alucinante, máquina invento del diablo, sombrilla de hule amarillo y colorado, fálico recuerdo subconsciente, incitación a retornar a la parte blanca de la infancia en los jardines con pilmamas y carreolas para no permitir los malos pensamientos del inmenso pene trepado allá arriba, inflamado mas no amenazante, verga de muestra, inalcanzable objeto protervo que paseara su cabeza de macho en brama por el límpido monte de Venus de un cielo sin  respuesta, frígido, homosexual, más allá del bien y del mal, muslo azul para que el dirigible —que esto es— pasee su restirada piel priápica que tiembla angustiada de tanto contenido flatulento, oloroso a gas y neumático que silba desinflándose en el taller de la Ford: temblor por otro lado que no importa más allá de un mareo en la casa de lámina que cuelga de los cables reteniéndola a él, amarrando la casa a él, aprisionando a ambos en las alturas para adivinanza de los niños que no saben qué fue primero si huevo o gallina, si zepelín o caseta de viajeros…

 

María Luisa Mendoza
No. 69, Abril – Junio 1975
Tomo XI – Año XI
Pág. 299