El vuelo

—¿Por qué vuelas bajo el arcoiris, ave sola, y recorres tu sombra sobre la tierra?

—Porque sale el sol, niño bueno. Y el sol saca brillo y sombra, y saca colores al arcoiris.

—¿Y por qué cuando el sol se esconde, ave cielo, vuelves volando a tu nido?

—Porque la luna sale, niño. Y la luna oscurece al mundo para que durmamos y volemos entre sueños.

—¿Y por qué, ave sabia, sale el sol, la luna sale?

—Porque existe la mujer, niño bueno. Y sin mujer no hay sueños, ni brillo, ni colores… y ni siquiera vuelo.

Rodrigo Vera
No 101, Enero-Marzo 1987
Tomo XVI – Año XXIII
Pág. 4

Anuncios