Inventores de magia

17 top

Éstos se aliaban misteriosamente con las fuerzas naturales. Tenían conocimiento acerca de realidades de índole superior que estaba reservado a los iniciados. Conocían las secretas palabras poderosas que abrían y cerraban el dominio de los espíritus. Estos maestros capaces de todo, regían el tiempo, el crecimiento y los astros, y hasta podían hacer volver a los muertos. Pronunciaban sus fórmulas como órdenes irrevocables, con la fuerza irresistible de la bendición y la maldición. Sabían palabras cuya enunciación encerraba peligro de muerte y con las cuales podían desquiciar el universo entero. Su influjo sobre los espíritus les proporcionaba una terrible conciencia de poder que mantenía a raya a quienes los rodeaban, pues no siempre lo empleaban con buenas intenciones.

Walter Muschg, en Historia Trágica de la Literatura
No. 17, Octubre 1966
Tomo III – Año III
Pág. 392

Los amantes

15 top

Aristófanes explica el anhelo de los amantes con una parábola acerca del origen de los sexos. Dice que el masculino proviene del sol, el femenino de la tierra; pero que originalmente hubo seres hermafroditas de fuerza titánica y facultades fabulosas, que pertenecían a la luna. Zeus, temiendo su fuerza, cortó a estos andróginos en dos mitades, en seres masculinos y femeninos. Y afirma Aristófanes que el amor no es otra cosa que la nostalgia de los seres incompletos por la otra mitad. Que no es la avidez del placer carnal lo que une a los amantes, sino el anhelo inconsciente de su alma hacia la unidad superior de los tiempos pasados.

Walter Muschg, en “Historia Trágica de la literatura”
No. 15, Septiembre- Octubre 1965
Tomo III – Año II
Pág. 161

Orfeo finlandés

16 top
Así como Orfeo obtiene su arte supremo después de su viaje a los infernos, Waianamoinen encuentra las “palabras” y los “dichos felices” en el cuerpo del gigante Wipunen, una personificación viva de la naturaleza. Para llegar a él, Waianamoinen tiene que caminar sobre las puntas de las agujas de las mujeres, sobre el filo de las espadas de los hombres y sobre el filo de las hachas de los héroes, sin saber si quiera si Wipunen aún vive. Después encuentra la cabeza del gigante, sobre la cual crecen árboles, y entra a su cuerpo por la boca. Una vez dentro del monstruo, lo obliga día y noche a cantarle la canción del origen de todas las cosas y “todo el orden de la magia”, de tal modo que el sol y la luna y las olas del mar se quedan quietos a escucharlo.

Walter Muschg
No. 16, 1965
Tomo III – Año II
Pág. 295

El amor

16 top
En el amor, todas las criaturas se sobrepasan a sí mismas y buscan su suprema realización. No se equivocan, pues la dicha del amor es inconmensurable. Es el abismo de la vida, del cielo y del infierno. Su goce es tan profundo, que puede volverse mortal y aun así ser anhelado con delirio por el que ama. Tiene afinidad con la muerte impulsa a los poseídos por él a extinguirse y disolverse en otro ser. Este instinto devuelve al hombre la unidad paradisiaca entre cuerpo, espíritu y alma, despierta en él todas sus fuerzas, al ángel y a la bestia. Como un poder primigenio actúa por encima de todas las criaturas, éstas lo obedecen ciegamente y por él cometen actos que no comprenden. Todas las grandes obras de abnegación, todos los crímenes diabólicos provienen del amor. Embriaga a todos los seres y aún los más sobrios se extasían bajo su poder.

Walter Muschg, en HISTORIA T´RÁGICA DE LA LITERATURA
No. 16, 1965
Tomo III – Año II
Pág. 275

Secreto

14 top
El hombre que renuncia a la omnipotencia y canta su dolor, experimenta una felicidad espiritual que está unida a un duelo profundo. Su lamento por la pérdida irremplazable que él mismo se ha causado, expresa el sufrimiento de toda la creación y encuentra de esta manera su consuelo. Esta nota trágica reside en todo el arte mágico. La sombra de Engidu dice a Gilgamesh lo siguiente: “Si te revelo la ley de la vida, que he mirado, te sentarás en tierra y llorarás.”

Walter Muschg
No. 14, 1965
Tomo III – Año II
Pág. 64

Walter Muschg

Walter Muschg

( 21 de mayo 1898 en Zurich , † 06 de diciembre 1965 en Basilea )

Historiador literario suizo, ensayista y político.

Estudió en La Universidad de Zurich, psicología desde 1917 hasta 1921. En el Berlín de la década de 1920, donde continuó Muschg su carrera académica, convivió, en Berlín, con exponentes de la literatura expresionista y se convirtió en profesor en la Universidad de Zurich en 1928 con una obra muy renombrada, El psicoanálisis y la literatura.

Su obra principal, la Trágica historia de la Literatura fue publicada en 1948.  y en 1956, La destrucción de la Literatura alemana. En ambas obras, muestra una polémica actutud hacia la literatura contemporánea.

Muschg político comprometido, luchó durante la era nazi por las políticas restrictivas de asilo suizos.

De 1939 a 1943 Muschg posó para el Círculo del Estado Independiente en el Consejo Nacional. Desde 1936 hasta su muerte en 1965 fue profesor de “Literatura Alemana” en el Departamento de Inglés de la Universidad de Basilea[1] .

A Milena


Kafka le promete visitarla en Viena, y le dice lo más encantador que se puede decir a una mujer: “Hoy vi un plano de Viena, y por un momento me pareció incomprensible que se haya construido una ciudad tan grande si tú sólo necesitas un cuarto”

Walter Muschg
No. 34, Marzo 1969
Tomo VI – Año IV
Pág. 154