Monarquía infernal

22 top

La monarquía revolucionaria del infierno tiene, pues, a belzebuth por emperador y Jefe Supremo, y, como toda revolución acaba por tener su aristocracia, la infernal la tiene también:

Siete reyes obedecen al emperador Belzebuth, a saber:

Bael, primer rey del infierno, cuyos Estados se hallan por la parte de Oriente, Tiene tres cabezas: una de sapo, otro de hombre y otra de gato; tiene a sus órdenes sesenta y seis legiones de demonios; es buen combatiente y enseña a sus protegidos la astucia y el engaño, y el modo de volverse invisible.

Puran manda veintidós legiones; conoce el pasado, el presente y el porvenir y descubre las cosas enterradas. Es el padre de los buenos espíritus familiares y aparece montado en un oso, en forma humana con cabeza de león, llevando en las manos una furiosa serpiente; el sonido de las trompetas los precede, y, si toma figura de hombres, es aéreo.

Byleht manda ochenta legiones. Fue en el Cielo, del Coro de las Potestades y espera volver a ocupar allí el séptimo trono. Es un demonio fuerte y terrible, que aparece en un caballo blanco, precedido de músicas y trompetas.

Paymón manda doscientas legiones… Aparece con rostro de mujer, llevando una diadema cuajada de centellante pedrería, montando en un dromedario y acompañado de los Príncipes Bebal y Abalam.

Belial tiene una gran importancia y una ccidentada historia. Tiene a sus órdenes ochenta legiones, compuestas de 522 280 demonios.

 

Vicente Risco
No. 22, Abril 1967
Tomo IV – Año III
Pág. 284

Anuncios

Imperio de Satanás

22 top

Son varios los libros que… nos suministran la “Guía oficial” del Imperio de Satanás.

En el Gran Grimorio y en la Clavicula Salomonis, así como en diversas versiones del Libro de San Cipriano, tesoro del hechicero, se da, con casi entera coincidencia, la siguiente:

Espíritus supremos:

Lucifer, Emperador; Belzebuth, príncipe, Astharoth, Gran Duque.

Espíritus superiores:

Lucifuge Rococale, primer ministro.— Este gran espíritu tiene poder “sobre todas las riquezas y sobre todos los Tesoros del Mundo”.

Satanachia, Gran General.— Tiene poder “de someter a todas las mujeres y a todas las muchachas”.

Agarialept, General.— Tiene poder “de descubrir los secretos más escondidos”.

Fleuretty, Teniente Genral.— Tiene poder “de hacer la obra que se desee durante la noche; hace también caer el granizo donde quiere”.

Sargatanas.— Brigadier.— Tiene poder “de hacer a uno invisible, de transportarlo por todas partes, hacerle ver lo que ocurre en las casas y abrir las cerraduras. Enseña las ciencias secretas”.

Nebiros, Mariscal de campo.— Tiene poder “de causar mal a quien quiere, hace encontrar la main de glorie, enseña todas las cualidades de los metales, de los minerales, de los vegetales y de todos los animales”; predice el porvenir, va por todas partes y es “uno de los más grandes nigrománticos de todos los espíritus infernales”.

Vicente Risco
No. 22, Abril 1967
Tomo IV – Año III
Pág. 282

Satanás oposicionista

1  top

“Según estos dos demonólogos —Juan Wier y Cornelio Agrippa—, Satanás ya no es el soberano del infierno: ha sido destronado y en su lugar reina Belzebuth. Satanás ha quedado reducido a ser el ‘jefe del partido de oposición’. Esta idea, aparentemente caprichosa, tiene necesariamente un sentido. El hecho es que, en los grimorios y en los tratados mágicos, apenas suena el hombre de Satanás, y en cambio se repiten profusamente los del que, según los demonógrafos, componen el partido dominante. Satanás es más conocido de los que no creen en la magia. Es como si los partidos opuestos se hubiesen repartido el dominio del mundo y de los hombres, asumiendo Belzebuth el patronato de la superstición y Satanás el de la razón. Belzebuth sería el emperador de los magos y de los locos; Satanás, el emperador de los filósofos y de los sabios. Uno operaría mediante la credulidad y la psicopatía, el otro mediante el análisis y la crítica.”

Vicente Risco en “Satanás, historia del Diablo”
No. 1, Mayo 1964
Tomo I – Año I
Pág. 22

Vicente Risco en “Satanás, historia del Diablo”
No. 77, Junio 1977
Tomo XII – Año XIII
Pág. 409

Primer androide


San Alberto Magno construyó una cabeza de hombre, toda de hierro, tan natural que parecía viva, llena por dentro de ruedas y resortes de dispositivo tan ingenioso, que puesto en marcha, la cabeza se movía como la de un hombre verdadero, hablaba, y según algunos, respondía atinada y sabiamente a cualquier pregunta que se le hiciese.

Vicente Risco
No. 30, Mayo 1968
Tomo V – Año V
Pág. 577

Infierno duple


El filósofo místico Mohidin Ben Arabí, de Murcia, distribuye el infierno en dos partes: una está destinada a castigar los pecados externos, o de acción; la otra, los internos, o de pensamiento. De una parte se encuentran los ateos y los incrédulos, de la otra los politeístas y los hipócritas. El infierno se compone de siete círculos concéntricos, destinados a los pecados de los sentidos y de las partes del cuerpo: el correspondiente a la vista se llama Sichin; el del oído, Alhathma; el de la lengua, Ladhi; el de las manos, Sacar; el del vientre, Asair; el sexo, Alchahim; el de los pies, Chacham. En cierta manera, esta división corresponde a la de la figura humana.

Vicente Risco
No. 30, Mayo 1968
Tomo V – Año V
Pág. 515

Hijas de Caín


La raza de Caín era una raza maldita; pero sus mujeres eran hermosas… ¿Cómo eran las hijas de Caín? Sin duda tenían esa belleza semidiabólica de las razas oscuras que en ciertas épocas literarias ha sido descrita con tanta elocuencia. Sin duda tenían una cabellera abundante, negra y ondulada, “como la cabellera anguiliforme de Medusa”, y unos ojos verdosos, indecisos, fríos, penetrantes, “humosos”, enigmáticos, bajo unas cejas unidas; y una nariz breve, de aletas movibles y palpitantes; y unos labios un poco gruesos, como una fruta roja partida en dos, fresa o cereza, fruta que es locura y delicia al morder; y unos dientes muy blancos y apretados, centelleantes, duros, crueles; y una sonrisa indefinible, que lo promete todo, que infunde inquietud invencible, que se burla cuando parece que llama; y una lengua ágil, que aparece entre los dientes apenas entreabiertos, y pasa, a veces, por los labios, “haciendo pensar en cosas oscuras y deliciosas”; y un desnudo “semiandrógino”, “adolescente”, de “estatua de palosanto”, con unos senos diminutos y erguidos, terminados “en rubíes, como gotas de sangre”; y unas manos y unos pies de niño, pero manos y pies que saben todas las cosas en la caricia y en la danza; y unos movimientos suaves, “felinos”, ondulantes, como “la oscilación de las caderas de Salomé” danzando ante Herodes Antipas, como las bayaderas javanesas que vio danzar Monsieur de Phocas, acompañando una visión de hachisch; serpentarios como los de la Serpiente del Paraíso, reveladora del Bien y del Mal; sinuosos y equívocos, anguis in herba; y una piel fina, suave y cálida, ardiente como de fiebre, una piel de noche del trópico; y un perfume intenso, “como de animal en celo”, como “de sándalo y canela mezclados”, y todos los aromas de los ungüentos de Esther, y al mismo tiempo, en el fondo, cierto imperceptible hedor de podredumbre de muerte; en una palabra, todas las seducciones, todas las embriagueces, todos los venenos —porque los extremos se tocan, porque la serpiente se muerde la cola— de las últimas decadencias, de las épocas moribundas que lo han agotado todo ya…

Vicente Risco
No. 29, Abril 1968
Tomo V – Año IV
Pág. 435

Vicente Risco

Vicente Risco

(Orense, 1884- id., 1963)

Escritor español en lenguas gallega y castellana. Es uno de los forjadores de la prosa gallega moderna. Fundó la revista Nos (1920), que orientó la vida cultural gallega hasta 1936. De sus ensayos sobre historia, política y cultura gallegas, cabe mencionar Teoría del nacionalismo gallego (1920), El problema político de Galicia (1930) y su Historia de Galicia (1952). De su obra narrativa en lengua gallega sobresalen las novelas El coto (1925), El puerco de pie (1928) y, en castellano, La puerta de paja (1953)[1].