Del azar

Fernando de As, rey soberbio y apasionado jugador, creyó que podía dominar el azar.

Cierto fabricante de pasatiempos y juegos de salón ha impreso el rostro de Fernando de As en una de las cartas de la baraja.

Juan R. González
No. 59, Junio-Julio 1973
Tomo X – Año IX
Pág. 790

Anuncios

(sin título)

Pegaso, caballo alado, fue atrapado por un taxidermista que después de disecarlo, lo obsequió gentilmente a un museo de historia natural.

Juan R. González
No 70, Julio-Diciembre 1975
Tomo XI – Año XI
Pág. 409