La madre impostora

105-106 top
Dos hermanos, en Yingshuan, compartían una casa con sus respectivas esposas. Las dos mujeres esperaban dar a luz en una misma fecha, pero la mayor tuvo un aborto y a nadie se lo dijo. Las futuras madres fueron confinadas juntas para que dieran a luz, y cuando nació el hijo de la menor la otra lo robó.

Pasaron tres años y la mujer menor, acongojada, seguía pidiendo la devolución de su hijo, pero la otra no cedía para nada. Hasta que el caso fue llevado al ministro Huang Pa.

Huang Pa ordenó que el niño fuera puesto a diez pasos de las dos madres y que, a una señal suya, fueran por él. Cuando ellas tomaron al pequeño se lo disputaron con tal coraje que parecía que lo iban a destrozar. El niño lloró dolida e inconsoladamente. La mujer menor, temiendo por la vida del infante, lo soltó.

La impostora, llega de satisfacción, dijo; “Lo gané porque es mío”. La madre verdadera se sumió en la tristeza más profunda.

Entonces Huang Pa sentenció: “El niño pertenece a la menor, puesto que prefirió soltarlo para que no muriera”.

Yin Shao
No. 105-106, Enero-Junio 1988
Tomo XVII – Año XXIII
Pág. 60

Anuncios