Conformista

Como él nunca pudo salirse con la suya… se conformó saliendo con la ajena.

 

César Navagómez
No. 121-122, Enero-Julio 1992
Tomo XXI – Año XXVIII
Pág. 48

Anuncios

Manufactura

Mientras las campanadas marcaban las doce, un joven escapó por la ventana del castillo.

A la mañana siguiente, la princesita llamó a sus heraldos y —tras entregarles la prenda por la que sería reconocido—, les encargó la misión de buscar por el reino al plebeyo con el que había compartido las horas de esa noche fantástica.

Fue una labor extremadamente difícil para los emisarios, sobre todo si se toma en cuenta que el preservativo no estaba lubricado.

César Navagómez
No. 126, Abril-Julio 1993
Tomo XXII – Año XXIX
Pág. 161

César Navagómez

César Navagómez

César Navagómez

Mi nombre completo es  Grimaldo César Nava Gómez, pero firmo mis trabajos literarios como César Navagómez. Nací en un pueblito llamado Bellavista, en el Estado de Nayarit, México, el 26 de febrero de 1956.

Soy profesor normalista en educación primaria y cursé posteriormente una licenciatura en Educación Física y después una maestría en desarrollo motor, en la que aun no me titulo.

Laboro en la asignatura de Educación Física y me desempeño como coordinador, realizando tareas de supervisión a los docentes que trabajan la Educación Física en el nivel de secundarias, en la zona escolar 17, en Ecatepec de Morelos, México.

Incursioné una vez en el género del cuento, animado por mi hermana Queta Navagómez, y gracias a ella he conocido una parte de ese gran territorio. El trabajo hizo que me apartara por años de la actividad literaria, regresando a ella hace un año. Actualmente me encuentro en un taller de creación literaria que dirige mi hermana y que para mí es el primero.

Soy miembro de la Revista club La Pluma del ganso desde hace 1 año y en esa prestigiosa revista he tenido la gran oportunidad de publicar cuentos.

Con el cuento Manufactura, gané el concurso de cuento brevísimo de la revista El cuento, del maestro Edmundo Valadés, ( número 126, abril-junio de 1993)

Obtuve el primer lugar en el “Primer concurso de calaveras“, convocado por el Gobierno del Distrito Federal, en 1999.

Publiqué en la revista digital  “El humo”, en enero de 2012, el cuento – No me lo tomes a mal.

Publiqué en la revista de La Pluma del ganso, en febrero de 2012, el cuento Situaciones: 

Fui finalista del “Primer concurso de cuento breve” del Círculo  Ágora entre signos, 2012.con el cuento  Quehacer sabatino.

Publiqué en la revista La Pluma del ganso, en junio – julio 2012, los cuentos En el alto, La botella, Sobresalto y Barreras[1].


[1] Documento enviado por el mismo autor por e-mail