Jordi Soler

Jordi Soler

Jordi Soler

Nació en 1963 en La Portuguesa, una comunidad de republicanos catalanes situada en la selva de Veracruz, en México. Desde Bocafloja, su primera novela, Jordi Soler se convirtió en una de las voces literarias más importantes de su generación. La Casa de las Culturas del Mundo (Haus der Kulturen der Welt) en Berlín, elaboró un perfil sobre su obra donde dice: “Más que cualquier otro de los escritores de su generación, Soler ha conseguido un estilo propio, altamente visual, en su prosa y su poesía”.

Durante diez años, de manera paralela a su trabajo de escritor, hizo programas de música y literatura en dos de las estaciones de radio más influyentes de México; luego fue diplomático en Irlanda y ahora vive en Barcelona, la ciudad que abandonó su familia después de la Guerra Civil, donde trabaja en su siguiente novela y en artículos que publica en diarios y revistas.

Es caballero de la irlandesa Orden del Finnegans[1].

Anuncios

Inversión

135 top

Igual que aquellos músicos que pertenecían a la corte y que tocaban a sus horas y también a las horas de antojo del rey, iban los músicos de aquella corte sobre el agua, que bien pudo ser todo el reino, que fue bautizada como el Titanic.

John Law Hume, violinista, niño y trágico, se hundió junto con su banda. Sus padres, desairados por la desaparición de su hijo, pero a la vez conscientes de que algunos ahogados traen dinero, reclamaron una indemnización a la compañía naviera. La compañía reviró la petición y dejó que a los padres del niño violinista les saliera, para utilizar términos marinos, el tiro por la popa: no les dieron ni un centavo, al contrario, les cobraron cinco chelines y cuatro peniques por el uniforme que su hijo había perdido.

Jordi Soler
No. 135, Abril-Junio 1997
Tomo XXIX – Año XXXIII
Pág. 87