Náufragos

La misión se consideró un símbolo de las grandes posibilidades existentes en un planeta en paz.

A los cuatro y medio meses, una tempestad inesperada de rayos gama dañó, varios instrumentos de la cápsula. La comunicación con la base se perdió, pero el computador de a bordo informó que la misión podía continuar.

A los seis meses, tal y como estaba planeado, la nave aterrizó en su meta.

Los cinco astronautas fueron detenidos inmediatamente por la policía, y conducidos a la delegación subterránea No. 14 que era la más cercana.

Se les interrogó telepáticamente, ya que su lenguaje era ininteligible:…

—¿De donde vienen?

—De la tierra.

—¿Tierra…?

—El tercer planeta del sistema.

—Bienvenidos, nos preguntábamos si habría supervivientes.

—¿Supervivientes?

—Hace 17 y medio Nirtons, se observaron cientos de explosiones en lados opuestos de su “Tierra”. Ahora, entre nosotros y el segundo planeta, sólo existe otra banda de asteroides.

Dionisio A. García
No. 40, Enero-Febrero 1970
Tomo VII – Año V
Pág. 175

Anuncios