6— Juan Romagnoli hará evocación de Valadés. En Buenos Aires

teatro del pueblo

El día 18 de Noviembre a las 19:30 hrs.(hora de Bs As) Juan Romagnoli hizo evocación de Valadés. En la presentación de “Borrando fronteras. Antología Trinacional de Microficciones” Teatro del pueblo. Av Roque Sáenz. Buenos Aires Argentina.

El 18 de noviembre pasado, en el encuentro literario realizado en el Teatro del Pueblo de Buenos Aires, se llevó a cabo el programado breve homenaje a Don Edmundo Valadés, a 20 años de su fallecimiento. El escritor Juan Romagnoli leyó una breve reseña bio bibliográfica del escritor mexicano, en la cual se destacó su relación con el cuento brevísimo de tantos años y la gran tarea de difusión que llevó adelante desde su prestigiosa revista El Cuento. Finalmente, se leyeron minificciones de su autoría: “La marioneta”, “Pobreza”, “Sueño” y “La incrédula”. Entre los presentes, estuvieron los escritores publicados tanto en la revista como en la antología “Minificcionistas de El Cuento, revista de imaginación”(además del propio Juan Romagnoli), Raúl Brasca, Ana María Shua y Roberto Perinelli.

Juan Romagnoli en Buenos Aires 18NOV14-2

El podium

Juan Romagnoli en Buenos Aires 18NOV14

 La feliz concurrencia

 


Teatrodelpuebloentrada

El Teatro del pueblo Introito

Teatro del Pueblo es el primer teatro independiente de Argentina y América latina. Nace a fines de noviembre de 1930, en un contexto socio-cultural donde la crítica al teatro comercial se evidenciaba mediante la propagación de grupos de teatro independiente.

juan-romagnoli

Juan Romagnoli (La Plata, Buenos Aires, Argentina) Entusiasta investigador e impulsor de la Onirología. Ha cultivado el género del cuento y del microrrelato. Algunos de sus micros han sido publicados en la revista mexicana El cuento y en antologías como “Dos veces bueno 3”, “De mil amores”, “Antología de microrrelatos
amorosos”  y “4 voces de la microficción argentina”, “Ciempiés”. “Los microrrelatos de Quimera” “Microrrelatos en el mundo hispanoparlante” y en “El límite de la palabra”. Ha reunido sus microficciones en “Universos Ínfimos”.

Anuncios

Invitación

Pedro regresa a su casa con un compañero de trabajo, al que ha invitado a conocer a su joven esposa.

—Es acá —dice— entrá…

—Permiso—pide el educado compañero y ambos ingresan a un living.

De inmediato Pedro se queda tieso. El compañero nota su gesto de extrañeza.

—¿Pasa algo? —pregunta.

—No me vas a creer —dice Pedro—, pero ésta no es mi casa.

—¿Cómo que no? —el compañero está confundido.

Por una puerta aparece un anciano. Antes que diga nada, Pedro la ataja:

—Lo siento, lo siento, disculpe usted; se trata de un error, no quise entrar en esta casa.

Toma al compañero de un brazo y salen.

Pedro sigue disculpándose, ahora con el compañero, que no entiende nada. Luego dice:

—No te preocupes, me pasa dos por tres, pero ya le conozco la maña.

Toma el picaporte y golpea con firmeza la puerta varias veces, hasta que se oye un clic.

—Ahora sí —asegura—, entremos.

Entonces, ya con la puerta cerrada, vuelve a oírse su voz, que dice:

—Te presento a mi esposa…

Juan Romagnoli
No. 142, Enero-Marzo- 1999
Tomo XXX – Año XXXV
Pág. 126

El niño y el mar

Por las mañanas, el niño cava un pozo en la arena de la playa. Antes  del mediodía, con suma paciencia y presteza, comienza a acarrear agua desde el mar hasta el pozo en su pequeño, ínfimo balde. Hacia el atardecer, cuando su madre insiste en que deben marcharse, él se despide de la luna vespertina prometiéndole lograr un día vaciar todo el océano. El agua filtra por el fondo de arena del pozo, de modo que antes del anochecer vuelve a subir la marea.

Juan Romagnoli
No. 142, Enero-Marzo- 1999
Tomo XXX – Año XXXV
Pág. 31

…de Juan Romagnoli

“Gracias Manolo, gracias Alfonso, amigos queridos, al igual que a todo el equipo de trabajo. Es un gran honor estar en el blog y, sobre todo, haber aparecido en revista no sólo tan prestigiosa sino que, como muchos opinan, es “la biblia de la minificción”. Fue esta una de mis primeras publicaciones. Pasaron tantos años, y si bien mi único orgullo sincero y profundo en la vida son mis dos hijos, esta y la siguiente aparición en “El Cuento” (Nº 142, 1999), se le parecen bastante. Lo curioso es que supe de inmediato de la segunda publicación (ya estaba suscripto), pero de esta en particular, me enteré casi diez años después (en 2003) por nuestro común amigo Raúl Brasca, así que disfruto doblemente la publicación. Un gran abrazo.”

Juan RomagnoliJuan Romagnolli para testimonios

Juan Romagnoli

Juan Romagnoli

Juan Romagnoli

Nació en la ciudad de La Plata, Buenos Aires, Argentina, en 1962. Pero al mes ya estaba en La Puntilla, Mendoza, donde se crió y vivió durante su adolescencia. Desde los 17 años, vive en la Ciudad de Buenos Aires. Entusiasta investigador e impulsor de la Onirología. Ha cultivado sobre todo el género del cuento y del microrrelato. Algunos de sus micros han sido publicados en la revista mexicana “El cuento” e incluídos en antologías como “Dos veces bueno 3“, “De mil amores“, Antología de microrrelatos amorosos y “4 voces de la microficción argentina“, de Raúl Brasca; “Ciempiés“. “Los microrrelatos de Quimera” (Montesinos, Barcelona, 2006), Neus Rotger y Fernando Valls; “Microrrelatos en el mundo hispanoparlante” (2006), de Silvia Patricia Israilev; y en “El límite de la palabra“. Antología del microrrelato argentino contemporáneo (Menoscuarto, Palencia, 2007), de Laura Pollastri. Ha reunido sus microficciones en “Universos Ínfimos” (Tres Fronteras ediciones, Murcia, 2009), reeditado por Macedonia (Buenos Aires, 2011). “#ElSueñodelaMariposa” (Macedonia, Buenos Aires, 2013) reúne tres años de minificciones en su cuenta de twitter @jromagnoli[1].

Historia

Sean dos individuos: Pedro y Daniel. Ambos jóvenes y emprendedores. A Pedro le apasionan los barcos. A Daniel los niños, la familia.

Ha pasado el tiempo. No sin sacrificios, han satisfecho sus deseos. Sin embargo, comienzan a sentir otros llamados, otras carencias.

Se conocen de muy ancianos. Al comentar sus vidas les nace una mutua curiosidad: Pedro pregunta a Daniel, Daniel pregunta a Pedro. Ávidos por escucharse, ninguno habla.

Mueren en silencio.

Juan Romagnoli
No. 127, Enero – Junio 1994
Tomo XXIII – Año XXX
Pág. 114