Julien Green

Julien Green

Julien Green

(Julian Hartridge Green)

(6 de septiembre de 1900 – 13 de agosto de 1998)

Fue un escritor estadounidense autor de varias novelas, entre las que se encuentran Léviathan (Leviatán) y Each in His Own Darkness (Cada uno en su propia oscuridad). Escribió principalmente en francés, pero no era ciudadano francés.

Julien Green nació de padres estadounidenses en París, descendiendo por el lado materno de un senador confederado, Julian Hartridge (1829–1879), quien más tarde sirvió como representante demócrata de Georgia en el Congreso estadounidense, y quien dio su nombre a Julien Green. (Green fue bautizado como «Julian», cuya ortografía fue cambiada por su editor francés en los años 1920 por «Julien».)

Nacido en el seno de una familia protestante, se convirtió al catolicismo en 1916. Al año siguiente, a los dieciséis, prestó servicio voluntario en ambulancia en el American Field Service. Cuando se descubrió su edad su alistamiento fue anulado. Inmediatamente firmó con una unidad de ambulancia de la Cruz Roja estadounidense, y cuando su servicio semestral acabó en 1918, se alistó en el ejército francés, en el que sirvió como segundo teniente de artillería hasta 1919. Fue educado en la Universidad de Virginia en los Estados Unidos desde 1919 hasta 1922. Su carrera como una de las principales figuras de la literatura francesa del siglo XX comenzó pronto después de su regreso de los EE.UU. En julio de 1940, después de la derrota de Francia, regresó a EE.UU. En 1942, fue movilizado y enviado a Nueva York para trabajar en la Oficina de Información bélica de los Estados Unidos. De allí, durante casi un año, cinco veces a la semana, se dirigiría a Francia como parte de las transmisiones radiofónicas de Voz de América, trabajando, entre otros, con André Breton y Yul Brynner. Green regresó a Francia nada más acabada la Segunda Guerra Mundial. Un devoto católico, la mayor parte de sus libros se centraban en las ideas de la fe y la religión así como la hipocresía. Varios de sus libros se referían a los estados del Sur, y él se identificó fuertemente con el destino de la Confederación, caracterizándose a sí mismo, a lo largo de su vida, como un «sudista». Heredó esta versión de patriotismo de su madre, quien provenía de una distinguida familia sureña. Algunos años antes del nacimiento de Julien, cuando al padre de Julien le ofrecieron una elección de puestos (con su banco) en Alemania o Francia, la madre de Julien instó a que eligiera Francia basándose en que los franceses son «también gente orgullosa, recientemente derrotada en una guerra, y nos entenderemos entre nosotros» (La referencia es a la derrota de Francia en el año 1871 en la Guerra franco-prusiana).

En Francia, tanto en vida como en la actualidad, la fama de Julien Green se basa principalmente no en sus novelas, sino en sus diarios, publicados en diez volúmenes, y que abarcan los años 1926-1976. Estos volúmenes leídos ávidamente y bien conocidos proporcionan una crónica de su vida literaria y religiosa, y una ventana única a la escena artística y literaria en París a lo largo de medio siglo. El estilo de Green, austero y que emplea con gran efecto el passé simple, un tiempo literario casi abandonado por muchos de sus contemporáneos franceses, encontró el favor de la Académie Française, un hecho mencionado en su elección para tan augusto cuerpo. Green dimitió de la Académie poco antes de su muerte, citando su herencia y lealtades estadounidenses.

Mientras que Green escribió ante todo en idioma francés, también lo hizo en inglés, siendo enteramente bilingüe. Tradujo algunas de sus propias obras del francés al inglés (a veces, con la ayuda de su hermana, Anne). Una colección de algunas de sus traducciones está publicada en Le langage et son double, con un formado de francés-inglés uno al lado del otro, facilitando la comparación directa. A pesar de ser bilingüe, los textos de Green permanecen en gran medida desconocidos en el mundo angloparlante.

Hasta ahora, tres de sus libros se han hecho película: Léviathan (1962), para la que él mismo escribió el guion, es la más famosa. Adrienne Mesurat (1953) y La Dame de pique (1965) son las otras dos.

Green fue el primer nacional no francés en ser elegido para la Académie française. Convenientemente, sucedió a François Mauriac, asumiendo la silla número 22 el 3 de junio de 1971. Se cree que tenía doble nacionalidad pero de hecho, aunque nació en París y escribió casi exclusivamente en francés, nunca se convirtió en ciudadano francés. El presidente Georges Pompidou le ofreció la ciudadanía francesa en 1972 después de la elección de Green para la Académie, pero —leal al espíritu patriótico «sudista» que su madre le inspiró— Green lo rechazó.

Julien Green es el padre adoptivo del escritor de ficción gay, Éric Jourdan. Según Jourdan, en 1994, Green decidió trasladarse a Forlì, en Italia, en una casa que perteneció a Caterina Sforza, pero no pudo llevar a cabo el proyecto, pues su salud no era buena.

Murió en París y fue enterrado en la iglesia parroquial de Klagenfurt (Austria). Aparentemente, Green quedó muy conmovido por una estatua de la Virgen María durante una visita que hizo allí en 1990. Posteriormente, expresó su deseo de ser enterrado en una de las capillas de la iglesia[1].

 

[1]http://es.wikipedia.org/wiki/Julien_Green

Anuncios

Descubrimiento

133 top

Un muchacho no puede empezar a escribir sin contarse a sí mismo. Sería larga la lista de escritores grandes y pequeños que, al contar sus historias, han contado simplemente su propia historia, la historia del que no conocen, del que sostuvo la pluma y guió su mano.

Julien Green
No. 133, Abril-diciembre 1996
Tomo XXVIII – Año XXXII
Pág. 97