Biografía

—¡Aunque llores toda la noche, no te daré la teta hasta la hora que corresponde!

—¡Camine en penitencia hasta que aprenda a pedir pis!

—¡Tomen distancia niños! ¡Al aula niños!

—¡Este plazo no te lo perdono, estudiarás hasta marzo!

—¡En esta casa el único que grita es tu padre!

—¡Cuerpo a tierra soldado! ¡Saludo, uno!

—¡Revise de nuevo esos saldos! ¡Quédese después de hora para terminar el inventario!

—¡Si quieres comer te calientas tú la comida! ¡Yo no soy sirvienta de nadie!

—¡Pobre, era tan bueno! Y sobre todo tan callado siempre…

Raúl E. del Rosal
No. 54, Julio-Septiembre 1972
Tomo IX – Año IX
Pág. 186

Anuncios

Manzana


Estaba muy cómodo sentado bajo el manzano, cuando uno de los frutos cayó sobre él. Como tenía hambre, recogió la manzana y tranquilamente se la comió.
El que hizo correr el rumor fue un vecino que estaba mirándolo, cuando comentó en la barbería: “Hoy lo vi al Newton ese inventando la teoría gravitatoria”.
Raúl E. del Rosal
No. 89, Enero-Febrero 1984
Tomo XIV – Año XIV
Pág. 172