Crueldad

Él le dijo:

—Desde que te fuiste no ha dejado de llorar un solo día.

Ella le contestó:

—Ve comprando una caja de pañuelos desechables.

Dirán Indjeian Tirakian
No. 126, Abril-Julio 1993
Tomo XXII – Año XXIX
Pág. 121

Anuncios