Nuestra influencia en los extraños

¡BANGGGH!

Sonó el tiro que Efrén sin querer dejó escapar sobre el piso de la cantina a medianoche de un sábado en Ciudad de México.

—¡AAAUGGGH!—, sólo exclamó Raj al ser muerto por un tiro bajo la barba en un mercado de Bombay el mediodía del mismo sábado.

Nadie se explica de dónde surgió ese disparo de tan rara trayectoria.

Xavier Mexia R.
No. 39, Noviembre – Diciembre 1969
Tomo VII – Año V
Pág. 28

Anuncios