¡Si no hubiera otras!


Las mujeres se visten para que las otras mujeres; se casan para que las otras mujeres tengan marido; adornan sus cosas para asombrar a las otras mujeres. Si no existieran las otras mujeres, serían excelentes.

Paul Corey
No. 28, Febrero 1968
Tomo V – Año IV
Pág. 341

Anuncios