Giuseppe Marotta

 

Giuseppe Marotta

 

Giuseppe Marotta

Nacido en Nápoles, en Nueva Capodimonte, 5 de abril 1902 en una familia de clase media Avellino (su padre, un abogado de buena posición económica, la cual se desvaneció en los últimos años).   A la edad de nueve años, muere su padre. Pocos meses después se trasladaron a Nápoles. La madre, treinta años más joven que su marido desempeña tareas humildes (zurce y plancha) para mantener a la familia que está compuesta por María, José y Ada.

En esos años Marotta vive en la pobreza en una habitación en la planta baja de la torre del campanario de una iglesia. Pronto abandonó la escuela técnica,  exento del servicio militar, se empleó en la Compañía de Gas. Durante este período, él reanuda sus estudios durante la tarde y la noche y es publicada por Tribune ilustrado su primera novela .

En 1925 se trasladó a Milán para seguir una carrera como periodista . Los primeros días son ciertamente difíciles, ya que se ven obligados a dormir en los bancos del parque, antes de unirse a Arnoldo Mondadori Editore y luego a Rizzoli como editor.

Su columna regular publicada en la revista Film fue notado por Borelli, que abre las puertas de Il Corriere della Sera . En los mismos años es también el jefe de la oficina de prensa de Película alemana, una organización para la promoción de las películas alemanas en Italia.

La colaboración con Il Corriere della Sera, se interrumpió en 1943 durante dos años, los cuales utiliza para crear guiones  de cine y teatro .

Marotta enfoca su trabajo hacia el pueblo, amado y nunca abandonó por completo. Su primera novela, ” All of me “, salió en 1932 . Desde entonces su carrera se dividirá entre el periodismo y la escritura. Desde 1940, su producción literaria es continua e intensa.

Inmediatamente después de la guerra ( 1947 ), Marotta publicó en la editorial Bompiani, la colección de cuentos ” El oro de Nápoles “, que tuvo un gran éxito. Vittorio De Sica filma una película en 1954 basada en  su novela “Vamos, mira”  y ganó el Premio Bagutta .

Giuseppe Marotta tuvo éxito como escritor de guiones. Aparte de la ya mencionada ” El oro de Nápoles “, tomado de un libro escrito en colaboración con De Sica y Zavattini , en colaboración con Ettore Giannini de ” Carrusel napolitano “( 1953 ), de Mario Soldati y Eduardo De Filippo para ” Estos fantasmas “( 1955 ), Francesco De Feo para ” Mundo Desnudo “( 1964 ). Su trabajo lo llevó a ser crítico en “Cinematorgrafico L’Europeo” hasta su muerte en Nápoles 12 de octubre 1963[1].

Anuncios

Madres: Concepción

53 top

Una madre (la mía, Concepción) tuvo una parálisis y murió luego de tres meses de inmovilidad. Me arrepiento de no haber fingido, en uno de aquellos noventa días, que me suicidaría. Para impedirlo, ella habría recuperado el uso de la palabra y de sus miembros. Habría curado.

Giuseppe Marotta
No. 53, Mayo-Junio 1972
Tomo IX – Año IX
Pág. 36

Madres: Matilde

53 top

Una madre, Matilde, supo que su hijo robaba en las iglesias: todo, los exvotos, las joyas de las estatuas, hasta los sagrarios. Ella lo había educado en el temor de Dios… Pero entre el niño y el hombre, evidentemente, había una fractura. Pobrecilla ¿qué hacer? Matilde comenzó a decir que los templos ostentaban riquezas inauditas, mientras Jesús nació en un pesebre, etc. Matilde cambió de religión.

Giuseppe Marotta
No. 53, Mayo-Junio 1972
Tomo IX – Año IX
Pág. 36

Madres: Cintia

53 top

Una madre, la infalible quiromántica Cintia, lee en la manita de su pequeño hijo que, veinte años más tarde, él la mataría. Nada, lo acunó y lo adormeció como siempre, segura de salvarlo; bien decidida a morir con un discreto anticipo sobre la fecha fatal.

Giuseppe Marotta
No. 53, Mayo-Junio 1972
Tomo IX – Año IX
Pág. 36