Marcel Jouhandeau

Marcel Jouhandeau

Marcel Jouhandeau

(1888-1979)

Nació en Gueren en una familia de comerciantes, creciendo en un mundo de féminas. En su infancia fue alumno de un colegio católico de niñas, donde su tía ejercía como profesora, posteriormente paso al liceo Pierre Bourdan. Entre 1912 y 1949 fue profesor de los cursos de 6 grado. Marcel Jouhandeau se embarcó en un catolicismo místico y casi fundamentalista. Sus primeras emociones homosexuales fueron vividas desde un sentimiento de culpabilidad extrema en el ultraje a Dios. No obstante este sentimiento de vergüenza no le impide entregarse a numerosos “actos al paso”, y toda su vida oscilará entre la celebración del cuerpo y la belleza masculina y el sentimiento pecaminoso y mortífero de la sexualidad, hasta el punto de que en 1914, en un arranque de misticismo Jouhandeau quema sus manuscritos e intenta suicidarse. Superada esa crisis, retorna progresivamente a la escritura, centrándose en crónicas lugareñas que constituyen los primeros éxitos de su obra. En 1929 se casa con la bailarina Elisabeth Toulemont que marcaría toda su vida y obra[1].

Visión del infierno

11 top

“… todo me faltaba, todo de golpe y a la vez, hasta el fin: el aire, la luz; pero sobre todo me desesperaba la certeza de que estaba allí para siempre replegado sobre mí mismo, sin esperanza de nada, de ninguna otra cosa, para siempre; ni de salir ni de recibir ninguna visita, ni de escuchar ningún ruido en lo sucesivo, ni poder hacer ningún movimiento: amurallado, encerrado herméticamente en una concha blanca sin abertura, hecha exactamente a mi medida; surgido del huevo y vuelto al huevo; la célula definitiva vuelta a su forma original, átomo que nadie entreabriría más.”

Jouhandeau
No. 11, Abril 1965
Tomo II – Año I
Pág. 255