Mi primer amor

15 top

 

Tenía trece años.

Ella era encantadora.

¡Qué digo encantadora! Era una de las mujeres más bonitas de París.

Pero de eso yo no me daba cuenta. Yo la encontraba bonita, ocurría que lo era extremadamente. Esto no era más que una coincidencia.

…Tenía un sonrisa adorable y ojos acariciadores.

Y voy a preguntarme, ¿Por qué la he amado?

…Soñaba con ella.

¿Decírselo?

Antes la muerte.

Probárselo.

Hacer economías durante toda la semana y cometer una locura el domingo siguiente. Hice estas economías y cometí esta locura. ¡Ocho francos! Un enorme ramo de violetas. ¡Era magnífico! Era el más bello ramo de violetas que se haya visto nunca. Me hacían falta las dos manos para llevarlo.

Mi plan: llegar a su casa a las dos y solicitar verla.

La cosa no fue fácil. Estaba ocupada. Insistí. La camarera me condujo al gabinete.

Se estaba peinando para salir. Entré con el corazón en un brinco.

—¡Hola pequeño! ¿Para qué quieres verme?

No se había vuelto aún. No había visto todavía el ramo; no podía comprender.

…—Para esto, señora.

Y le tendí mis ocho francos de violetas.

¡Oh, qué bonitas!

Me pareció que la partida estaba ganada. Me había aproximado a ella, temblando. Cogió entre sus manos mi ramo como se coge la cabeza de un niño y lo llevó a su bello rostro como para besarlo.

—¡Y huelen bien!

Luego, añadió despidiéndome:

—Dale las gracias de mi parte a tu papá.

 

Sacha Guitry
No. 15, Septiembre- Octubre 1965
Tomo III – Año II
Pág. 170

Anuncios

Sacha Guitry

Sacha Guitry. (Alexandre Guitry, llamado Sacha Guitry; San Petersburgo, 1885 – París, 1957) Dramaturgo y actor francés. Hijo del célebre actor Lucien Guitry, heredó no su talento pero sí su capacidad para cautivar a los espectadores de los teatros parisinos, como eficaz intérprete de obras escritas casi siempre por él mismo. Empezó como autor teatral en 1902, y obtuvo su primer éxito en 1911 con El guardián nocturno. Fue el primero de una larga serie de éxitos que más tarde le llevaron también al cine.

Sus obras suelen ser comedias ligeras, que aceptan generalmente las convenciones del repertorio del “boulevard” (innumerables variaciones sobre el tema del adulterio, de la pareja y de la vida social), pero supo dotarlas de una hábil escenografía y agudeza verbal, y tuvo una especial capacidad para dibujar a los personajes con una auténtica y sutil concreción. Algunos títulos destacables son La toma de Berg-op-ZoomFaisons un rêve (1916), L’illusionniste (1917),Mon père avait raison (1919), Le grand-duc (1921), Un sujet de roman (1923), Désiré (1927) y Un tour au Paradis (1933).

Escribió además algunos guiones novelados sobre la vida privada de personajes ilustres, como Jean de La Fontaine (1916),  Deburau (1918),  Mozart (1928) yFranz Hals (1931); una novela de lectura amable, Las memorias de un tramposo, y algunos libros de memorias: Lucien Guitry (1930), con el título Lucien Guitry racconté par son fils en 1954, y Si j’ai bonne mémoire (1934). El éxito le acompañó durante toda su vida, aunque las comedias firmadas por él acabaron siendo meros pretextos para demostrar sus dotes histriónicas.

En 1935 hizo sus primeras armas en el cine, en el que fue director, argumentista y actor de numerosas películas, como Le roman d’un tricheurLes perles de la couronne (1937), Champs Elysées (1939) y Si Versailles m’était conté (1954). Aunque fue acusado de colaboracionismo durante la ocupación nazi, el gobierno lo absolvió en 1947.[1]