La cuenta


A ratos parpadeo en el aire la ilusión de que ya se aproxima a nuestra mesa… y el camarero pregunta, solícito, ¿Qué desean ustedes…? Yo respondo: la cuenta, por favor.

Guillermo Prieto (cubano)
No. 90, 1984
Tomo XV – Año XIX
Pág. 333

Anuncios