Mala suerte

Era un gran historiador. Vivía sumido en sus estudios, sumergido en el polvo de los archivos, entre vetustos documentos. Un día decidió dejar todo, y penetró en el pasado. Mas allí le disgustó la falta de higiene y de comodidades adecuadas, así que se trasladó al futuro. Desgraciadamente tuvo mala suerte. Apenas llegó, fue muerto por la explosión de una bomba atómica.

Juan de Wyskota Z.
No 70, Julio-Diciembre 1975
Tomo XI – Año XI
Pág. 427

Anuncios