Suicida

Un hombre inserta una llave en la cerradura. Se oye el sonido de un disparo que viene desde el interior. Apresurado abre la puerta, entra en su propio departamento y se ve a sí mismo, sobre el sofá, con un tiro en la cabeza y una pistola en la mano. Lleno de pánico toma el arma, se sienta y coloca el cañón junto a su oreja.
Afuera, alguien introduce una llave en la cerradura.

Pablo López de Anda
No. 127, Enero – Junio 1994
Tomo XXIII – Año XXX
Pág. 54

Anuncios