Antiherejía práctica

1  top

“En el año del Señor de 1682”.

“Al anciano y querido Sr. John Higginson”:

“Se ha hecho a la mar un barco llamado Welcome que lleva a bordo cien o más de las personas malévolas y heréticas llamadas cuáqueros, con W. Penn a la cabeza, el jefe de ellos. El Tribunal General ha dado órdenes sagradas al maestro Malachi Huscot, del barco Porpoise, para atacar al Welcome disimuladamente y tan cerca del Cabo de Cod como sea posible y hacer cautivos a Penn y a su fiel gente, de manera que el Señor sea glorificado en esta nueva tierra y no burlado con la adoración demoníaca de esta gente. Podrían sacarse muchas ventajas si se vende el grupo completo a los Barbados, donde se obtienen buenos precios por los esclavos, en ron y en azúcar; y no solamente haremos gran bien al Señor castigando a los malvados, sino que haremos grandes bienes a Su Ministro y pueblo”.

“Vuestro en las Entrañas de Cristo, Cotton Mather”.

Karl Menninger, en “Love against hate”
No. 1, Mayo 1964
Tomo I – Año I
Pág. 55

Karl Menninger
No. 77, Junio 1977
Tomo XII – Año XIII
Pág. 401

Anuncios

Karl Menninger

Karl Menninger

(1893-1990)

Psiquiatra y psicoanalista norteamericano. Nacido en Topeka, Kansas, y analizado por Franz Alexander y Ruth Mack-Brunswick, Karl Menninger era hijo de un homeópata de origen berlinés casado con una mujer de religión presbiteriana, fundadora de una escuela bíblica. Junto con su hermano William, Karl desempeñó un papel importante en la historia de la implantación del psicoanálisis y la psiquiatría dinámica en el suelo americano, como presidente de la American PsychoanalytieAssociation (APsaA), y también como fundador, en 1926, en pleno corazón de los Estados Unidos, del mayor centro de formación siquiátrico-psicoanalítica del mundo, al cual le dio su nombre: la Menninger Schoolof Psychiatry. A ese centro estaban incorporados el instituto psicoanalítico de Topeka, perteneciente a la International PsychoanalyticalAssociation (IPA), y la extraordinaria Menninger Clinic, lugar de paso obligado para todos los terapeutas expulsados de Europa por el nazismo a partir de 1933. Gran reformador de la psiquiatría tradicional, Menninger se inspiraba a la vez en la experiencia berlinesa de Ernst Simmel y en la tradición suiza de Eugen Bleuler, para militar en favor de un tratamiento humanista de la locura carcelaria. Durante toda su vida libró un combate apasionado a favor de los derechos de los niños, las mujeres y todos los oprimidos, fuera cual fuere su color de piel. Finalmente, quiso cambiar de modo radical el régimen de las cárceles. Con el correr del tiempo, su célebre clínica se convírtió en la Mecade la psiquiatría y el psicoanálisis, en el laboratorio de todas las teorías y todas las terapias, desde la etnopsiquiatría hasta la Self Psychology, pasando por el Freudismo clásico: una perfecta ilustración de su compromiso internacionalista. Georges Devereux residió allí, lo mismo que Henri F. Ellenberger, quien describió el lugar de un modo literalmente idílico:
“Es difícil encontrar palabras -escribió en 1952 para expresar la perfección extraordinaria de esta organización [ … ]. Hay una multitud de médicos provenientes de todos los países, alemanes, austríacos, húngaros, suizos, holandeses, rusos, checos, no puedo saber qué más [ … ]. No se advierte ninguna huella de rivalidad entre ellos y los norteamericanos nativos [ … ]. En realidad, hay varias cosas diferentes aunque ligadas. Primero, la fundación propiamente dicha (la “kaaba” de esta Meca), una antigua casa de reposo de la que todo lo demás fue derivando poco a poco. Después el Winter Veteran Hospital, gigantesco establecimiento de mil cuatrocientos enfermos con un personal inmenso. Kilómetros y kilómetros de galerías, y al principio uno no puede ubicarse sin un guía…” En el espíritu de esta experiencia se inspiraron varias películas de Hollywood de la década de 1950 dedicadas a la expansión del psicoanálisis en los Estados Unidos: por ejemplo, Cuéntame tu vida, de Alfred Hitchcock (1899-1980), o incluso La fiebre en la sangre, de Elia Kazan[1].