El pez sujeto

4 - Copy

El único código ballenero oficial aprobado por una legislatura es, quizá, el de Holanda, decretado por los Estados Generales de 1695. Aunque ninguna otra nación haya poseído una ballenera escrita, los pescadores norteamericanos, sin embargo, han sido sus propios legisladores y abogados en este asunto. Crearon un sistema que supera, en cuanto a comprensión concisa, a las Pandectas de Justiniano y a los estatutos de la Sociedad China para la supresión de la intervención en los asuntos de otras personas. Sí, estas leyes podrían grabarse en un cuarto de penique de los tiempos de la reina Ana, o en la lengüeta de un arpón, por ser tan breves.

I. Un pez sujeto pertenece a la parte a la que está fijo.

II. Un pez suelto está a disposición de la parte que pueda capturarlo antes.

Herman Melville, en MOBY DICK
No. 4, Agosto -1964
Tomo I – Año I
Pág. 71

Anuncios

Premonición

4 - Copy

Dos personas esperan en la calle un acontecimiento y la aparición de los principales actores. El acontecimiento ya está ocurriendo y ellos son los actores.

Nathaniel Hawthorne, CUADERNOS DE APUNTES
No. 4, Agosto -1964
Tomo I – Año I
Pág. 68

Las lágrimas de Ashera

4 - Copy

El Sol, llamado Adón Adoním (Señor de los Señores) está enamorado de la Tierra (Ashera), la cual a su vez está perdida de amor por su amante cósmico. Este, con el fuego de su pasión, la fecundiza; de estos amores siderales nacen todos los organismos que cubren la superficie de la tierra y habitan en el seno de los mares. Todo es amor en el universo; la misma creación nació del deseo. Pero viene el ardiente sol de verano, que seca la tierra y quema la vegetación. Es el Molek abrasador, el Dios de la amores de Adón con la divina Ashera, y le ha asesinado allá en el Líbano, tomando la forma de un jabalí y mordiéndole en los órganos de la fecundidad, para de esta manera hacer estéril a su amada. Después, el Dios de la Muerte reina solo, con feroz soberanía. Los ardores de la canícula son sus emanaciones. Por el terror lo domina todo. La divina Ashera se convierte en Salambó y llora la muerte de su amante, en el equinoccio de otoño. Pero sus lágrimas, que caen a la tierra en forma de lluvia, no son inútiles, ni el Dios del Amor ha muerto en vano, La sangre que ha derramado en el Líbano, baja a fecundarla. A su contacto todo revive y se alegra, y el mismo Adonis resucita y aparece de nuevo en el cielo.

Levy, ETUDES PHENICIENNES
No. 4, Agosto -1964
Tomo I – Año I
Pág. 67

El último regreso

4 - Copy

Según el teólogo medieval Juan Escoto Erígena (800-877), el universo emanó de Dios, y regresará, finalmente, a Dios.

Por consiguiente, cabe distinguir dos procesos: uno de diferenciación de las criaturas, otro de absorción en la divinidad. En el segundo, llamado deificación, todo lo creado –los ángeles, los hombres, el Infierno, el Diablo- ingresará dichosamente en el Ser Supremo. Entonces, la creación y el Creador se confundirán y el tiempo cesará.

Warren Hope, THE WEEK-END THEOLOGIAN (1897)
No. 4, Agosto -1964
Tomo I – Año I
Pág. 65

Gotha del averno

4 - Copy

Díjose en esta época que en la corte del Infierno había siete príncipes y que el trono del Averno no pertenecía a Satán sino a Belzebú, Señor de los Infiernos, jefe supremo de todos los demonios. Este era el primero entre los príncipes. Luego le seguían: Satán, antiguo jefe destronado, Príncipe de las Sublevaciones: Euronime, Príncipe de la Muerte; Moloch, Príncipe del terror y del País de las Lágrimas; Plutón, Príncipe del Fuego; Pan, Príncipe de los Súbcubos. Después venían varias otras jerarquías y dignidades antes de llegar al populacho de los demonios sin rango.

Wyer
No. 4, Agosto -1964
Tomo I – Año I
Pág. 64