97


El sol en su capilla
(Yves Tangury)

No. 97, Marzo-Abril 1986
Tomo XV – Año XXI

Anuncios

Color dos

Cuando me reflejé en los ojos verdes de un gato, comencé a recordar todos los verdes que había visto antes… el verde de aquellas hojas —tibias por el rocío; el verde de los primeros ojos amados. El color verde de las primeras lágrimas. Y al perderme en esos recuerdos, me sumergí profundamente en el césped de mi tumba.

Irma Isabel Fernández Arias
No 41, Marzo 1970
Tomo VII – Año V
Pág. 343

El violador

Soy un violador, y he violado a decenas. Aunque les parezca horroroso cinismo de mi parte, les diré que yo me siento feliz por ello. Disfruto muchísimo. Sobre todo cuando alguna de ellas, se resiste un poco. Entonces es mucho mejor y considero que tiene más mérito para mí violarla. Ahora voy a actuar otra vez. Este momento lo he estado esperando ansiosamente.

Estoy con ella. Mis manos recorren su cuerpo helado y suave con dedos maestros. Ella parece tomar vida al contacto de mis manos. Lo estoy haciendo con exquisita suavidad. Con delicada maestría. ¡Que inefable placer! ¡Que seguridad la mía! Soy un artista. Ella se resiste un poco, pero al fin cede y se entrega ¡Ya está! ¡La he violado! Una caja de caudales más en mi haber.

Ricardo Fuentes Zapata
No 41, Marzo 1970
Tomo VII – Año V
Pág. 321

Jaime Sabines

Poeta y ensayista mexicano nacido en Tuxtla Gutiérrez en 1926.

Se radicó en Ciudad de México desde 1949 cuando inició sus estudios de Filosofía y Letras. Aunque escribió sus primeros poemas antes de los dieciocho años, fue allí en la universidad donde publicó «Horal» a la edad de veintitrés años. Un recuento de sus poemas fue publicado porla UNAMen 1962.

En 1965 tras su visita a Cuba para servir como jurado del Premio Casa de las Américas, sufrió un gran desencanto con las tendencias izquierdistas, sentimiento que dejó plasmado en su libro «Yuria» publicado en 1967.

Su obra tiene un marcado acento informal que lo convierte en un poeta de todos los tiempos. Su prosa vehemente y su verso  sentido y sensual, nos hacen viajar  por un mundo de realidades vividas.

En 1985 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes. En 1986, con motivo de sus sesenta años, fue homenajeado por la UNAM y el INBA. Ese mismo año el Gobierno del Estado de Tabasco le entregó el Premio Juchimán de Plata. En 1991, el Consejo Consultivo le otorgó la Presea Ciudad de México y en 1994 el Senado de la República lo condecoró con la medalla Belisario Domínguez.

Por su libro «Pieces of Shadow» («Fragmentos de sombra»), antología de su poesía traducida al inglés y editada en edición bilingüe, obtuvo  el Premio Mazatlán de Literatura 1996.
Tras una larga enfermedad falleció en Ciudad de México en 1999.©[1]