Lo que el agua me ha dado


Voy de una ventana a otra, nada se mueve. Me sumerjo entonces en la bañera. El agua está caliente. Sí, soy yo, es mi cuerpo, son mis manos, mi pubis todavía con restos de jabón. Soy yo. Me hundo más y más. Comprendo. A fuerza de tanto soñar, me inventé. En todo caso, esto pasó hace mucho.
Comienzo a sentir frío, pero no puedo moverme. Miro como desde afuera de mí mi cuerpo flotar en la bañera y tengo un instante la impresión, la certeza casi, de que hace ya mucho que estoy muerta.

Frida Kahlo (en “Crisis”)
No 70, Julio-Diciembre 1975
Tomo XI – Año XI
Pág. 397

Anuncios

No sólo el alma recoge sensaciones, placeres y hechos de sangre


Si el seno contara su triste historia aparecería en la pantalla de su dueña una verdadera película de suspenso. Cometido el crimen perfecto y llegado el momento de iniciar la investigación de rigor, los sabuesos encontraron al bordear la primera curva, algunas huellas digitales bastante reveladoras que sirvieron para dar con la pista del asesino. Mas, antes de que se cerrara el proceso se descubrió que otras manos al posarse en forma sucesiva sobre el cuerpo del delito también dejaron como testimonio su desesperación, el amor furtivo, hasta que llegó ese náufrago aferrándose al pezón como si se tratara de un madero salvador. Hecho que efectivamente la propietaria aceptó ante la sorpresa de los miembros del tribunal calificador que la escuchaba con cierta sorpresa un tanto fingida.

Alfonso Alcalde
No 70, Julio-Diciembre 1975
Tomo XI – Año XI
Pág. 391

El primer hombre

Desde los espacios infinitos, a través de la transparente secuencia de los siglos, llegaron puntuales a la cita, tal como se había acordado en el principio y, sin embargo, nadie los esperaba, la cima donde lo dejaron entonces y donde quedaron en recogerlo estaba vacía; a sus pies, todo alrededor, bullía el silencio, más allá, en la distancia, se desmoronaban civilizaciones, historia, ciudades, eclipses, rumores, tiempo; sin duda había escogido quedarse, permanecer, perpetuarse en el caos; abordaron entonces la nave y partieron de regreso, esta vez para siempre. Ignoraban (errores de la cibernética) que era el Año Internacional de la Mujer.

Ana F. Aguilar
No 70, Julio-Diciembre 1975
Tomo XI – Año XI
Pág. 391

En Tanzania


Dar el Salaam, 20. (Efe.). Un pescador tanzano ha capturado un monstruo marino que tiene brazos y piernas, dedos, una oreja, un cuerno y un ojo refulgente.

La criatura fue capturada la semana pasada por Mohamed Sefu, frente a la costa meridional de Tanzania.

El monstruo tiene “dos piernas y dos brazos, que salen del pecho, con cinco dedos cada extremidad. En el pecho tiene un ojo “que refulge como una bombilla durante la noche”.

El fenómeno posee, asimismo, un cuerno pequeño, una oreja, una giba parecida a la de los bueyes africanos y boca, sin dientes, pero con una lengua muy larga, y barba.

En ABC, de Madrid
No 70, Julio-Diciembre 1975
Tomo XI – Año XI
Pág. 386